cig

“Cigronets de l’Anoia” en las jardineras de EliasBoulanger

Muy pronto, en EliasBoulanger de Vilassar, plantaremos “Cigronets de l’Anoia”. Una leguminosa que cumple con los requisitos de la alternancia de cultivos y que cada tres años se planta en los campos de trigo, para que aporte el nitrógeno necesario para el buen desarrollo del cereal.

Este hecho permite luchar contra la invasión de las malas hierbas, y dota al suelo los nutrientes que el trigo necesitará posteriormente en su espigado, haciendo que la aportación de abono sea mínimo.

El “Garbancito de la Alta Anoia” es un garbanzo pequeño, de superficie muy lisa, que aumenta hasta tres veces su volumen durante la cocción. Su sabor es muy intenso y delicado. La textura es suave y homogénea, nada harinosa y firme a la vez. La piel, muy fina, armoniza con el interior.

Su valor energético deriva de la importante presencia de hidratos de carbono en forma de almidón. No se le puede considerar únicamente un alimento hidrocarbonado sino también proteico: su riqueza en aminoácidos esenciales hace que se pueda convertir en una magnífica fuente proteica de origen vegetal si se combina con cereales o verduras.

Los minerales más destacados que contiene son el calcio y el hierro, pero también es importante su contenido en magnesio y fósforo. También son muy abundantes las vitaminas del grupo B; la cantidad de lípidos es prácticamente nula y no tienen colesterol.

Así pues, a partir de Noviembre de este año, tendremos la tierra preparada para plantar de nuevo el trigo en nuestras jardineras de Vilassar.

Leave a reply