NUESTRAS HARINAS

El trigo molido a la piedra

El método que utilizamos para moler nuestro trigo consiste en la extracción parcial de la corteza (sólo la parte exterior), manteniendo el germen con toda la riqueza de sus ingredientes. El grano se muele en un molino de piedra, en el que grandes ruedas de sílex lo trituran sin recalentarlo ni refinarlo.
El resultado es una harina que, aparte de conservar todas las cualidades organolépticas, es mucho más rica en nutrientes: minerales, vitaminas y proteína de mayor calidad. La harina a la piedra es muy sabrosa y aromática, es vasta al tacto y tiene un ligero color marrón que se percibirá más tarde el pan. Al haber conservado el germen del trigo en el interior, se trata de un producto fresco. Por ello tiene una fecha de caducidad corta, que la hace inviable para procesos automatizados. Nuestros Panes Tradición, Masa Madre y Otros Cereales están elaborados con harinas a la piedra.

El Molino de Colagne

El “Moulin de Colagne” es un molino precioso a orillas del río Colagne, en Francia. Hay antecedentes escritos del año 1261 que describen la venta del molino por parte del Rey de Aragón al Rey de Francia. Con sus ruedas de piedra de sílex, y en perfecta armonía con los sistemas informáticos de gestión más avanzados, la harina se muele como hace siglos, sin prisas ni excesos de temperatura.